Saltar al contenido

Calcular Finiquito

Te presentamos nuestra potente herramienta online con la cual podrás calcular el finiquito que le corresponde a un trabajador cuando se termina la relación laboral con la empresa que lo tenía contratado.

Inicio contrato:
Fin contrato:
Salario bruto (€):
anual:
mensual:
Variable bruto anual:
Tipo de indemnización:
Resultado:

NOTA: Cualquier dato introducido en esta web para calcular del finiquito no será almacenado.

¿Qué es un finiquito?

El finiquito es un documento de liquidación de la relación laboral. Este documento no se puede obviar bajo ningún concepto y por lo tanto, es de carácter obligatorio.

Para ser más concretos, el finiquito laboral es un documento tiene que ser entregado por la empresa a su trabajador cuando su relación laboral termina e implica que tanto la empresa como el trabajador quedan libres de seguir atendiendo las obligaciones correspondientes a cada uno de ellos.

Por tanto, el trabajador dejará de prestar sus servicios a la empresa y ésta, ya no tendrá que seguir pagando el salario fijado en el momento de la firma del contrato.

Pasos para calcular el finiquito

En calcular.site hemos desarrollado una potente calculadora laboral que permite calcular un finiquito de manera rápida y sencilla pero nosotros queremos ir más allá y por eso, vamos a explicarte de que manera se realiza este cálculo y qué factores se toman en cuenta.

de que forma se puede calcular un finiquito

Para realizar el cálculo de un finiquito hay diferentes variables que entran en juego y debemos conocerlas para que el resultado esté 100% ajustado.

Bien, para sacar el importe correcto del finiquito debemos conocer datos como el salario mensual y anual del trabajador, si éste recibe algún tipo de beneficio monetario, las vacaciones correspondientes, si se deben algunas horas extras y por último, la indemnización que corresponde al tipo de despido que se ha realizado.

Ahora vamos a explicar cada una de las variables que debes introducir para que no haya confusión:

  • Salario mensual y anual: es el salario bruto que percibes tanto mes a mes como al año.
  • Variable bruto anual: son los beneficios monetarios que la empresa te otorga en función de bonus, participación por beneficios, etc.
  • Vacaciones: de acuerdo a la ley, un trabajador tiene derecho a disfrutar de unos días de vacaciones pagadas al año. Para calcular el finiquito, es necesario conocer las vacaciones que a un trabajador le quedan por disfrutar, realizándose el cómputo de 2,5 días por mes trabajado, desde el 1 Enero del año vigente hasta el día de extinción del contrato.
  • Horas extra: en muchas empresas, el trabajador opta a hacer horas extra que le serán remuneradas a final de mes. Este dato también es necesario conocerlo para sumar al montante final, los importes de las horas extra que el trabajador aún no ha cobrado.
  • Indemnización: en el caso de que el trabajador sea despedido por parte de la empresa y se quiera incluir la indemnización para calcular el finiquito, habrá que sumar también esta cantidad.

Teniendo en cuenta todos estos datos (la indemnización no es necesaria incluirla ya que se puede formalizar a parte), ya podemos calcular de forma completa qué finiquito le pertenece a un trabajador cuando deja de formar parte de la empresa a la que pertenecía.

¿Qué tipos de despidos existen?

Como ya hemos comentado, podemos incluir la indemnización en el cálculo del finiquito y para ello, debemos conocer el tipo de despido para calcular bien el importe que nos corresponde.

tipos de despido para calcular la indemnización

Existen 4 tipos de despido y según el que nos sea aplicado, nos corresponderán un número de días de salario por año trabajado u otros.

En España se contemplan varios tipos de despido, siendo estos el despido disciplinario, el despido objetivo y el despido colectivo, y las causas pueden ser consideradas por un juez como válidas, en lo que el despido será un despido procedente, o en caso de ser inválidas será un despido improcedente, o un despido nulo.

Despido objetivo

El despido objetivo es aquel en el que se rompe la relación laboral entre el trabajador y la empresa, donde las causas del despido, pueden las siguientes:

  • Cuando el empleado no se adapte a su puesto de trabajo, donde los cambios habidos en su puesto de trabajo son razonables y ha pasado un tiempo de como mínimo 2 meses desde la implantación de dichos cambios.
  • Cuando por motivos económicos, técnicos, organizativos o de productividad, sea necesario prescindir del empleado, donde se deberá demostrar la necesidad de la reducción de los costes y que al despedir al trabajador se obtendrá un ahorro.
  • Cuando existe un absentismo laboral reiterado, el cual supone el 20% de la jornada laboral en 2 meses consecutivos o el 25% de la jornada laboral en 4 meses de forma discontinua en un periodo total de 12 meses.
  • Cuando la ineptitud del trabajador sea conocida o venga tras haber sido contratado en la empresa, menos en el caso de que el trabajador haya estado anteriormente en un periodo de prueba.

No se considerarán motivos de despido los siguientes:

  • Maternidad
  • Vacaciones
  • Accidente de trabajo
  • Actividades de representación legal de los trabajadores
  • Huelga legal
  • Causas derivadas de violencia de género
  • Derivadas de un tratamiento médico o enfermedad grave

Indemnización por despido objetivo

Al ser un despido objetivo procedente, el trabajador tiene derecho a una indemnización con 20 días por año trabajado.

Despido disciplinario

El despido disciplinario se da cuando termina el contrato con un empleado y se alega una falta grave por parte del empleado o algún tipo de incumplimiento, donde en este caso la empresa debe de justificar esta decisión y aportar alguna de las causas que lo demuestren.

Causas del despido disciplinario

Las causas del despido disciplinario son las siguientes:

  • Transgredir la buena fe contractual o el abuso de confianza en el puesto de trabajo, como por ejemplo robando o filtrando información a la competencia.
  • Disminución de forma continua del rendimiento del trabajo sin ninguna motivo
  • Faltas repetidas y no justificadas de puntualidad o asistencia
  • Desobediencia, ofensas verbales o físicas e indisciplina a los trabajadores o al empresario
  • Acoso a los trabajadores o al empresario por razones de sexo, edad, discapacidad, religiosas, etc.
  • Problemas con el alcoholismo o drogas de forma continuada

Despido colectivo

El despido colectivo se produce cuando afecta a más de un trabajador dentro de la empresa. Se considera despido colectivo cuando:

  • Afecta a 10 trabajadores en empresas donde trabajen menos de 100 empleados
  • El 10% de los trabajadores cuando la empresa tenga entre 100 y 300 empleados
  • Afecta a 30 trabajadores cuando la empresa tenga 300 o más empleados

Causas del despido

Las causas del despido colectivo son las siguientes:

  • Cuando la empresa este en una situación económico negativa
  • Cuando hayan causas técnicas que produzcan cambios en la producción
  • Cuando hayan causas organizativas en los métodos de trabajo o en el modelo de organizar la producción.
  • Cuando hayan causas productivas en la demanda de los productos a comercializar

Indemnización por despido colectivo

Los afectado por el despido colectivo, tendrán derecho a una indemnización de 20 días por año trabajado y un máximo de 12 mensualidades.

Tras haber identificado los diferentes tipos de despidos, ahora explicaremos los despidos que tienen que ver cuando el trabajador no esta de acuerdo con ello, donde en este caso será un despido procedente, despido improcedente o despido nulo.

Qué es un despido procedente

El despido procedente como bien indica la palabra, es cuando procede, es decir, que la empresa ha acreditado correctamente los motivos del despido, y por ley esta todo correcto y por lo tanto entra dentro de la legalidad.

Indemnización por despido procedente

Si el juez en la resolución lo declara procedente, y las causas son objetivas, la indemnización del trabajador será de 20 días por año trabajado y un máximo de 12 mensualidades.

En caso de que el despido sea disciplinario pero a la vez procedente, el trabajador no tendrá derecho a ningún tipo de indemnización.

Qué es un despido improcedente

El despido improcedente, es aquel en el que la empresa no puede demostrar al juez que hay una causa para despedir al trabajador. En este caso el trabajador tiene que ser readmitido en su puesto de trabajo o bien recibir una indemnización.

Indemnización por despido improcedente

En caso de ser indemnización por despido improcedente, al trabajador le corresponderán 33 días de salario por año trabajado si firmo el contrato después del 21 de febrero de 2012, o de 45 días por año si la fecha del contrato es anterior al 21 de febrero de 2012.

Qué es el despido nulo

El despido nulo ocurre cuando se atenta contra los derechos fundamentales del trabajador, ya que tiene que ver con discriminaciones prohibidas por la legislación vigente, como es el caso de baja por maternidad, riesgo durante el embarazo, periodo de lactancia, etc. En este caso, la empresa deberá readmitir al trabajador o indemnizarlo como si se tratase de un despido improcedente.

Conociendo los tipos de despido que existen, podremos hacer el cálculo de la indemnización con el fin de sumarla (o no) a la hora de calcular un finiquito.